Dia 7
April 15, 2019
Dia 9
April 17, 2019

“Mira ha pasado el invierno, ha cesado la lluvia y se ha ido. Ya hay flores en los campos; ha llegado el tiempo de cantar.” Cantares 2:11-12.

TIEMPO DE FLORECER

Cuando pensamos en la primavera, nuestra mente pinta cuadros de bellos paisajes floridos de variedad y color, nuestros sentidos se vuelven sensibles y deseamos percibir su dulce fragancia, con ellos vienen sentimientos de alegría y gratitud.

 

 

Al detenernos en la frase “Ha pasado el invierno, la lluvia ya cesó”. Podemos reflexionar, que a pesar de haber vivido tiempos de dificultad, tristeza y dolor, quizá donde sentíamos que todo era un nubarrón, la esperanza está escondida en éste verso (v.11)

El apóstol Juan nos recuerda lo que el Señor le dijo a los suyos: En el mundo tendréis aflicción, confiad, yo he vencido al mundo” (Juan 16:33).

Es por esa razón que en este poema de Cantar de los Cantares él hace este llamado: “Amada mía, hermosa mía, levántate y ven”. Ven levántate sal del mundo, de las circunstancias que te afligen; ven, es tiempo de florecer, de ser limpiada para reverdecer y tener color, es el tiempo de exhalar tu aroma a través del cánticos de gratitud y libertad; ven, es tiempo de estar juntos en esta Convención.

 

 

Padre gracias por Tu gran amor, por haber sido mi abrigo en los tiempos de mayor frío espiritual, por ayudarme a pasar las tormentas de mi vida, por mostrarme al final del camino como la luz de la aurora se mostraba y un lindo amanecer de primavera me esperaba para darme tu fragancia.

Éste es mi tiempo, tiempo de florecer, de exhalar tu fragancia, ahora soy ese jardín bendecido por ti. Me diste el honor de recibir redención.

Puedo pensar que así como los Tulipanes y su belleza exuberante representa el amor verdadero, su florescencia en el tiempo perfecto, su bondad de proveer y su valor incalculable; un día Tú mi Cristo me dejaste ver Tu belleza, me redimiste, soplaste sobre mi alma Tu aliento de vida y pude comprender el incalculable valor de tu Amor. ¡Te amo Jesús! Amén.

TULIPÁN

Los tulipanes son conocidos por sus colores vivos y su hermosa forma; simbolizan el amor verdadero, habitualmente florecen al principio de la primavera, coincidiendo con las celebraciones de Semana Santa, una época del año conocida en algunos países como Pascua.

Una más de sus bondades es que son comestibles, durante la Segunda Guerra Mundial los tulipanes se comían a falta de otros alimentos. Ésta bella flor llegó a ser la flor más cara del mundo. De hecho, en los años 1600 los tulipanes eran las flores más valiosas, y costaban casi 10 veces lo que una persona promedio de la clase obrera ganaba en un año.

Pastora Maribel Munar