Dia 5
April 13, 2019
Dia 7
April 15, 2019

«Pero luego volveré a conquistarla. La llevaré al desierto y allí le hablaré tiernamente. Le devolveré sus viñedos y convertiré el valle de la Aflicción en una puerta de esperanza. Allí se me entregará como lo hizo hace mucho tiempo cuando era joven, cuando la liberé de su esclavitud en Egipto. Al llegar ese día —dice el Señor—, me llamarás “esposo mío” en vez de “mi señor”. Oseas 2:14-16 NTV

El desierto de Atacama ubicado en Chile, al Sur del continente americano, es considerado el más árido de la tierra. Se han registrado períodos de 40 años en donde no  ha caído una sola gota de lluvia. En las noches la temperatura baja hasta -25ºC y en la plenitud del día a 45ºC. La posibilidad de encontrar vida es muy poca; sin embargo, el intenso invierno que se vive al norte del país hace que el desierto florezca e insólitamente se llena de un tapete floral de Suspiros blancos y celestes. Increíble que en medio de tanta dureza climática pueda florecer una hermosa y delicada flor como el Suspiro.

Dios es capaz de convertir el más árido desierto, en el más tierno momento de amor. Allí donde no hay esperanza Su ternura seduce y confirma, una vez más, que eres Su amada.

FLORECE

Déjate conquistar y seducir por el amor de tu Señor. El desierto es el lugar en donde a solas te reencontrarás con Su dulzura, en donde escucharás nuevamente Su voz. Tu amado te anhela como al principio, como cuando pasabas horas enteras cantándole al oído, o simplemente diciéndole te amo.

 

 

Tendemos a creer que el desierto, en nuestras vidas, es duro, doloroso y difícil de atravesar; pero pocas veces comprendemos que Dios nos lleva al desierto para llamar nuestra atención. Él como esposo enamorado se duele de nuestro desamor e indiferencia. Nos anhela como al principio. Esta es la oportunidad de florecer de amor en los brazos de tu Señor.

 

 

El pueblo de Israel estaba confundido. No entendía por qué si Dios era su Señor estaban pasando momentos de tanta aflicción. Pero el Señor se derretía de amor por Su pueblo y sólo quería que se volvieran a Él con todo su corazón para restaurarles.

Hacemos muchas cosas para solucionar nuestra vida, para alcanzar nuestros sueños, pero Dios hoy nos está llamando para que, en el afán de nuestra vida, de los niños, el trabajo, la empresa y el ministerio; el vuelva a ser tu amado, tu deseado, por eso te espera anhelante en esta Convención.

Él quiere restituir lo que has perdido. Los viñedos volverán a dar fruto, habrán nuevamente logros, resultados y sobre todo un corazón que arde por Él.

 

 

Amado mío vuelvo a tus brazos. Gracias por este tiempo en mi vida. Gracias porque me quieres hablar y amar tiernamente, aquí estoy contigo, mi amado, mi deseado. En tus brazos, florecer, en Tus brazos mis viñas volverán a dar fruto, Tu amor me restaura y me lleva a crecer.

¡Te amo mi Dios!

SUSPIROS:

Esta flor alcanza a crecer 15 centímetros de altura; su color va desde el azul celeste hasta el blanco. Es una de las primeras especies en florecer durante el fenómeno del “desierto Florido del Atacama” hay 29 especies. Se caracteriza por tener flores grandes y solitarias y es considerada una especie silvestre y exótica.

Es de contextura delicada y frágil, pero en su interior está la capacidad de sobrevivir a las altas y bajas temperaturas del desierto. Crece en sectores costeros con suelo arenoso o pedregoso.

Pastora Luisa Leiva