Una mujer que confia en Dios

Hay momentos en que las cargas de la vida son tan pesadas y tan difíciles de llevar que siento que podría asfixiarme, y todo lo que puedo hacer es llorar ante Dios desesperada. Pero la promesa en el Salmo 55:22 ha sido una fuente de fuerza y aliento a lo largo de este tiempo porque, cuando enfrento problemas de todo tipo, grandes y pequeños, he ido a este pasaje. ¿Cuántas veces he pasado por este versículo ante el Señor?

«Echa tu carga sobre el Señor». Aquí está, Señor. Tómalo tú. No puedo soportarlo. Es demasiado grande para mí.
«Y él te sostendrá». Sí, Señor, me sostendrás.

Hoy te quiero recordar que Confiar en Dios trae paz al corazón. Cuando confiamos en nuestro Padre celestial, depositamos en Él nuestra fe y descansamos tranquilos porque sabemos que él está a nuestro lado y nos ayuda.

¿Tienes una carga? Cuando lleguen las cargas, no las lleves. Échalas sobre el Señor. Deja que Dios cargue con tus cargas. ¡Esta es una promesa para memorizar, clamar y aferrarse!

Te quiero contar un poquito de la historia de mi vida… Ya hace más de 14 meses, el mundo que pensaba tener bajo el control de Dios, se me derrumbó en mis propias manos con el cambio de residencia de mi Amado Esposo Luis Alejandro Rey Cala, quien partió al cielo, después de un ataque fulminante al corazón.
Todo lo que conocía, como era el cariño, la protección y el cuidado de un hombre que toda su vida demostró su amor a través del servicio, se me acabó. ¡Entonces mi vida tuvo el más grande shock, siendo el inicio del desafío de continuar viviendo sin el amor de mi vida!

Solo la revelación de la palabra de Dios me hizo determinarme a confiar totalmente en El Espíritu Santo, para lograr vivir en esta tierra conforme a la voluntad de Dios.

Gracias al Señor, hasta hoy no ha faltado el pan en mi mesa, no ha faltado su provisión, no ha faltado su protección y su eterno amor para mí y mis hermosas hijas ¡Porque su amor es más que suficiente!

Hoy te invito a rendir tu vida a los pies de Dios, para confiar en sus manos lo que eres y lo que quieres ser. En la Convención de mujeres G12 Coraje, viviéremos un tiempo donde seremos revestidas del poder de Dios, por eso los Pastores Cesar Castellanos y Emma Claudia Castellanos te extienden una invitación especial para no perderte este gran tiempo.

Este será un tiempo de restauración, Visión y poder, donde aprenderás no solo a ser revestida de fe y unción para enfrentar batallas, sino también para ser usada en gran manera por Dios en el ámbito en el que él te llamó a ser influencia.

¡Tú eres esa mujer de Coraje que confía en Dios y que se levanta para ser usada por él!

Con cariño, Rossemarie Rizzo Martínez
Pastora MCI

Regístrate aquí a la convención -15%