Dia 7
May 1, 2018
Dia 9
May 3, 2018

“A Jehová de los ejércitos, a él santificad; sea él vuestro temor, y él sea vuestro miedo.”

(Isaías 8:13).

El profeta Isaías orienta al pueblo de Dios, a sólo temer al Señor, pues lo que el hombre teme, eso es lo que adora.  Temer a Dios es respetarlo. Uno de los principales motivos, por el cual la gente tiene tantos amuletos, talismanes, y agüeros es porque hay un poder espiritual detrás de ellos, presionándolos a poner su confianza en aquello que es vano.  Más las mujeres de Dios sólo debemos confiar en el Señor, sabiendo que Él es quien nos dará la victoria en todo lo que emprendan. Y sabemos que el que teme a Dios, se guardará de hacer lo malo.

El profeta presenta la manera como el pueblo de Dios puede ser libre de la contaminación que ha predominado en la nación.  Atar o guardar el testimonio, está muy ligado a lo que el Apóstol Juan describe de la manera como los creyentes obtienen la victoria sobre el adversario, diciendo que ellos le vencieron por medio de la Sangre del Cordero, y de la Palabra que confesaron de lo que la Sangre de Jesús había hecho por ellos “ Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte” (Apocalipsis 12:11). Nuestra confesión nos lleva a que la Palabra de Dios quede como un sello en nuestro corazón, y de esta manera podemos ser verdaderos discípulos de Jesucristo.

Somos conscientes de que existen dos fuerzas espirituales en los aires, y a donde el hombre incline su corazón, de ello dependerá su futuro. Lamentablemente muchos son los que han caído en la trampa del adversario, y éste los ha encantado, con sus adivinaciones y hechizos. Una de las maneras más sutiles como el adversario cautiva las mentes de los incautos, es a través de los horóscopos.  El tener contacto con cualquier clase de ocultismo es estar en rebelión contra Dios. Dios quiere que Su pueblo lo busque a través de Su palabra. Cualquier persona que se haya contaminado con cualquier clase de ocultismo, debe reconocer que tomó el camino equivocado, arrepentirse por haber ofendido a Dios, e implorar Su misericordia divina.

 

 

 

¿De qué temor anhelas ser libre?

 

 

 

Memoriza durante este día: 1 Juan 4:18

 

 

 

Amado Padre, te doy gracias por dar la vida de Tu Hijo para mi completa redención. Te agradezco porque por medio de Su sangre puedo ser libre de todo aquello que ha contaminado mi vida. Te pido que me reveles en esta Convención aquellas cosas que han sido una atadura en mi vida, anhelo tu completa redención. Te amo Dios. Amén.

UN REGALO