Dia 5
April 27, 2018
Dia 7
May 1, 2018

“Gobernaba en aquel tiempo a Israel una mujer, Débora, profetisa, mujer de Lapidot”(Jueces 4:4).

Dios escogió a Débora para que declarara con fe, todo lo que el Padre anhelaba hacer por su pueblo; eso significa ser profeta; hoy tú debes entender el poder que Dios le ha dado a tus palabras.

Ninguna palabra que sale de la boca de Dios carece de poder ni de autoridad. De igual modo, una declaración o una confesión que realicemos es la expresión de nuestra fe. El Señor, a través del profeta, da el ejemplo de la lluvia; nos dice que así como ésta desciende del cielo y moja la tierra, con el propósito de removerla para que la semilla dé fruto al que siembra y pan al que come, así será la palabra que sale de la boca de Dios, no volverá vacía, sino que hará todo aquello que Él quiere que haga y para lo cual la envió (Isaías 55:10-11). La Palabra de Dios es una mensajera que no puede volver hasta haber cumplido Su misión. Cuando tú das una palabra, se convierte en un decreto, puedes confesar tus sueños, es decir, aquello en lo que crees y que anhelas. Al confesarlo, estás activando el Reino espiritual.

Como mujer debes entender que, si hablas una palabra negativa, esa palabra activa la esfera espiritual demoníaca, liberando los poderes demoníacos para que te persigan y cumplan todo aquello que se dijo. Por el contrario, si declaras las promesas de Dios, activas la esfera angelical que vendrá en tu ayuda para que alcance todo aquello que deseas dentro de tu corazón. Salomón dijo: “Te has enlazado con las palabras de tu boca, y has quedado preso en los dichos de tus labios” (Proverbios 6:2). La declaración que tú haces, tú misma palabra, es la que te compromete, sea una palabra positiva o una palabra negativa. Determínate a hablar aquello que edifique y aquello que fortalezca tu fe en Dios.

La victoria que el pueblo de Dios obtuvo, no fue por causa del ejército, sino porque hubo una mujer que declaró lo que el Señor quería hacer, ¡traer completa victoria!

 

 

 

¿Cuántas palabras negativas hablas cada día? ….

 

 

 

 

Escribe una declaración de bendición sobre cada miembro de tu familia.

 

 

 

 

Amado Padre, gracias por enseñarme hoy acerca del poder que hay en mis palabras. Perdóname porque muchas veces me dejo llevar por las circunstancias. Hoy seré esa profeta en mi casa, declaro sobre ella bendición, abundancia, paz, crecimiento y compromiso a Dios. Declaro que yo y mi casa serviremos al Señor. En Cristo Jesús. Amén.

UN REGALO